El ABC de las habilidades motoras
La aventura de crecer
Comparte en:

El ABC de las habilidades motoras

Estimular el desarrollo psicomotriz en los pequeños es muy importante porque les permite descubrir el mundo a partir de la conciencia, el dominio y el uso de su propio cuerpo.

 

La psicomotricidad surge de la interacción entre el aprendizaje y la automatización de los movimientos en el espacio físico y los conocimientos, sensaciones y emociones que de ese proceso se derivan.

 

Con respecto a las habilidades motoras, aunque en general son aquellas que le permiten a una persona realizar movimientos coordinados, existen dos tipos y a continuación te contamos en qué consisten y te damos ejemplos de cómo desarrollarlas en tu hijo.

A. Habilidades motoras gruesas

¿Has visto caminar, correr, saltar y jugar a tu pequeñín? Entonces lo has visto poner en acción sus habilidades motoras gruesas. Para ejecutar las habilidades motoras gruesas tu hijo usa los músculos grandes de los brazos, las piernas y el torso.

 

Aquí también se incluyen las habilidades para el autocuidado, como aprender a vestirse, y las de coordinación ojo-mano, útiles para lanzar y atrapar una pelota, por ejemplo.

 

A su vez, las habilidades motoras gruesas tienen relación directa con la coordinación, la fuerza, el tiempo de reacción y el equilibrio.

 

Enseguida te presentamos cinco actividades mediante las cuales puedes estimular este tipo de habilidades en tu pequeño:

  1. Jugar avión. Dibujen en el piso del patio diez escalones y diviértanse con este tradicional juego. Pueden empezar con una regla simple, como no salirse de los cuadros mientras se recoje la pieda y se regresa al inicio, y conforme veas que tu pequeño se vuelve más ágil puedes pedirle que ahora salte en un solo pie para completar su viaje de ida y vuelta.
  2. Patear un balón. Este juego no necesariamente tiene que implicar un partido de fut, puede ser sólo un intercambio de pases con tu hijo para que aprenda a controlar la fuera y los movimientos de su pie mientras contacta el balón. Intenta cambiar de posición de manera constante para que tu pequeño tenga que patear en distintas direcciones.
  3. Caminar sobre líneas. Usen cinta adhesiva para crear distintas líneas, pueden ser rectas, curvas o perpendiculares. Juega con tu pequeñín a caminar sobre las líneas sin salirse de ellas. Puedes añadir un escenario de ficción, por ejemplo, simular que lo que está fuera de las líneas es mar y podrían caer a él si no caminan con equilibrio.
  4. Saltar la cuerda. Esta actividad es muy completa porque en ella tu hijo tendrá que coordinar sus piernas y sus brazos para alcanzar ciertas repeticiones sin atorarse. Además, es divertida en sí misma y permite establecer récords de saltos —que quizá podrías premiar conforme tu pequeñín vaya superándolos.
  5. Caminar en la oscuridad. Armen un pequeño circuito con obstáculos y camínenlo con los ojos dos o tres veces para que tu hijo trate de memorizarlo. Después véndale los ojos y pídele que logre el reto de llegar a la meta sin perder la dirección ni caer por completo al piso.

B. Habilidades motoras finas

¿Has visto dibujar, cortar y escribir a tu pequeñín? Entonces lo has visto poner en acción sus habilidades motoras finas. Las acciones que dependen de estas habilidades se realizan casi en automático, por ello a veces se olvida su importancia y la necesidad de ayudarle a los niños a desarrollarlas.

 

Las habilidades motoras finas involucran a los músculos pequeños de las manos, muñecas y dedos. Tu pequeño sin duda las necesita para realizar tareas tanto de su vida diaria como de Kidú Preschool.

 

Enseguida te presentamos cinco actividades mediante las cuales puedes estimular las habilidades motoras finas en tu pequeño:

  1. Juego de manos. Pongan alguna canción que les guste e inventen una pequeña coreografía en las que tengan que mover los brazos, las manos y los dedos. Incluso pueden pintarle una carita a cada dedo o usar marionetas.
  2. Texturas. Compra distintos tipos de papel y permite que tu hijo los sienta y manipule; así estimularás su sentido del tacto. Con ello aprenderá a identificar las características de los papeles y a partir de ello saber cómo agarrarlos y trabajar sobre ellos.
  3. Explorar un patio o parque. Hagan un paseo por cualquier sitio cercano que esté rodeado de naturaleza y seres vivos. Tu pequeño podrá tocar y recoger diferentes tipos de tierras, flores, piedras, hojas y demás. Esto además le permitirá conectarse con la naturaleza.
  4. Dibujar con los dedos. Ésta puede ser una muy buena forma de iniciar al niño en el mundo de la lectoescritura. En un pedazo de papel bond o una hoja blanca pueden trazar figuras usando un poco de arena, café o cualquier material de consistencia similar.
  5. Moldear plastilina. Este material es tan divertido como flexible porque tu hijo lo puede aplastar, estirar, cortar y enrollar para construir las figuras que quiera. Enséñale a amasar la plastilina para que la consistencia sea suave y pueda trabajarla con libertad; eso también le ayudará a trabajar en su paciencia.

C. Retos para lograr en Preschool

Cuando tu hijo esté por entrar a Elementary lo conveniente es que pueda hacer sin mayor complicación estas actividades o algunas similares que le permitan desarrollar sus habilidades gruesas y finas:

  • Manejar diferentes herramientas y materiales.
  • Armar rompecabezas sencillos.
  • Andar en bicicleta con o sin rueditas.
  • Seguir ritmos lentos y rápidos.
  • Modular la fuerza de sus movimientos.
  • Correr en terrenos que no estén completamente planos.
  • Caminar en distintas direcciones según lo pida el espacio en el que esté.
  • Rebotar pelotas hasta una altura similar a la suya, tanto con la mano izquierda como con la mano derecha.
  • Atrapar objetos que le lancen.
  • Construir pequeños objetos a partir de instrucciones sencillas y claras.

Dado que la motricidad gruesa precede a la fina, es importante que en tu hijo primero estimules los músculos grandes y después los más pequeños. Esto, como mencionamos al inicio, no sólo le ayudará en el aspecto físico, también le ayudará en actividades de índole cognitivo como aprender a leer y escribir.

kidu_preschool_programa_neurodesarrollo 

Fuentes

“10 actividades para ejercitar la motricidad fina”. The Indian Lion. (s. f.). Retomado de: https://indianlioneducation.com/10-actividades-motricidad-fina/

Londoño, Camila. “10 formas de trabajar la motricidad gruesa con los niños”. Elige educar. 9 de agosto de 2017. Retomado de: https://eligeeducar.cl/ideas-para-el-aula/10-formas-trabajar-la-motricidad-gruesa-los-ninos/  

“Habilidades motoras finas: lo que necesita saber”. Understood. (s. f.). Retomado de: https://www.understood.org/es-mx/learning-thinking-differences/child-learning-disabilities/movement-coordination-issues/all-about-fine-motor-skills

“Habilidades motoras gruesas: lo que necesita saber”. Understood. (s. f.). Retomado de: https://www.understood.org/es-mx/learning-thinking-differences/child-learning-disabilities/movement-coordination-issues/all-about-gross-motor-skills

Rosada, Silvia. “Desarrollo de habilidades de motricidad gruesa a través de la clase de educación física, para niños de preprimaria”. Universidad Rafael Landívar. Abril de 2017. Retomado de: http://recursosbiblio.url.edu.gt/tesisjcem/2017/05/84/Rosada-Silvia.pdf

Comparte en:
Iter Grupo Educativo Kidú
Álamos Fontanar