¿Cómo educar pequeños con templanza?
Educando en familia
Comparte en:

¿Cómo educar pequeños con templanza?

La templanza es una virtud que consiste en mantener la calma en situaciones de estrés, puesto que modera y ordena la sensación de satisfacer de manera inmediata todos los deseos, a fin de procurar un equilibrio mental, espiritual y físico.

 

Al trabajar en su temple, tu pequeño podrá dominar poco a poco tanto su voluntad como sus instintos. Así, cuando crezca adquirirá estabilidad interior y será capaz de reaccionar de manera racional ante las adversidades.

 

 

¿Por qué es importante educar con templanza?

1. Los niños que viven en esta virtud son más libres y, por lo tanto, más felices.


2. La falta de templanza hace más propensos a nuestros niños a desarrollar debilidades que pueden mermar su bienestar.


3. Brinda la fuerza necesaria para alcanzar metas insospechadas.


4. Acerca a nuestros pequeños a valores como la humildad, que ayuda a forjar y enriquecer el espíritu.

 

5. Porque toda actitud desmedida es un claro indicio de que, en lugar de dominar la situación, el niño está superado y puede meterse en problemas.

 

¿Cómo enseñar a un niño pequeño la templanza desde el kínder?

  • Descubran juntos su personalidad

Aunque tu hijo aún es muy pequeñito, podrás darte cuenta que ya identificas características que lo hacen único. Ayúdale a conocerse, descubran sus habilidades y áreas de oportunidad. También, enséñale que su conducta tiene efectos sobre sí mismo y sobre las personas que le rodean.

  • Fomenta su socialización

El primer círculo de socialización es la familia; después, el kínder será el siguiente espacio de convivencia. Estos espacios son de suma importancia para aprender a interactuar con los demás, superar los enojos y frustraciones para continuar jugando, compartir sus juguetes o comida y defender a quienes están en desventaja. Todas estas acciones, por pequeñas que parezcan, van formando la templanza.

templanza-kinder-privado-queretaro

  • Motiva que haga cosas nuevas

Un niño con templanza adquiere una motivación que le permite vencer los obstáculos que se le interpongan. Además, desea lograr sus metas, trabajar con empeño y encontrar algo que le apasione en cada etapa de su vida.

  • Desarrolla su sentido del humor y su pensamiento crítico

El humor es sumamente importante para suavizar los momentos de tensión y evitar que tu peque reaccione exageradamente ante un momento incómodo o sucumba ante alguna tentación. Aprender a reírse de sí mismo cuando comete un error también es algo que lo ayudará a fomentar la templanza; por eso tiene que aprender a distinguir cuándo es el momento oportuno de utilizarlo y cuándo no.

 

El pensamiento crítico es aquel que le ayuda a evaluar todo el contexto de una situación conforme a su edad. Por ejemplo, si está jugando con un coche y otro niño quiere tomarlo, indícale que él ya ha jugado suficiente tiempo y es turno de alguien más porque no hay suficientes juguetes; eso le irá formando el hábito de observar a su alrededor y considerar a los otros para decidir mejor.

  • Es tu bebé pero, necesita tener autonomía

Permítele elegir y tomar decisiones de forma gradual hasta que pueda hacerlo totalmente. Puede empezar con la ropa que se pondrá después del kínder, elegir su comida del menú de niños en el restaurante o decidir qué jugar.

  • Paciencia y empatía

Haz que sirva a personas o seres más vulnerables que él o ella. Esto le ayudará a entender que no todos tienen la misma suerte y que hay personas librando retos más grandes. Puede empezar por compartir sus juguetes con niños menos afortunados.

 

A este objetivo también sirve cuidar una plantita con amor, esperar su turno en la fila de los juegos y ser amables.

  • Creatividad

La creatividad es básica para resolver los problemas y no reaccionar con la primera emoción o impulso. Para ello el juego es indispensable: así tu peque aprenderá cómo resolver problemas correspondientes a su edad y desarrollo.

kinder-privado-templanza

Inculcar valores a los niños es un trabajo del día a día que toma tiempo, pero que llevado adecuadamente les permite ser personas equilibradas y firmes en sus principios, lo que quizá es el aspecto más importante de la educación.

 

En Kidú Preschool enseñamos y vivimos en virtudes para formar niños felices y familias unidas. Creemos en la comunicación y en la necesidad de reforzar las actitudes que los pequeños aprenden en casa.

 

preceptorias_kidu

Comparte en:
Iter Grupo Educativo Kidú
Álamos Fontanar