Diferencia entre estimulación temprana, maternal, kínder y Pre-First
La aventura de crecer
Comparte en:

Diferencia entre estimulación temprana, maternal, kínder y Pre-First

Entre las experiencias más importantes para tu peque están sus primeros años escolares, los cuales conviene aprovechar al máximo porque está en una etapa en la que todos sus sentidos están abiertos al aprendizaje.

 

Es probable que tus conocidos te hayan dicho que tu hijo pequeño debe comenzar con la estimulación temprana, pero seguro también has escuchado sobre el maternal y el kínder. ¿Cuál es la diferencia entre ellos? Enseguida te lo contamos.

 

 

Estimulación temprana o Nursery

La estimulación temprana son actividades para aprovechar los primeros años de vida del bebé, pues en esta etapa es cuando el cerebro tiene mayor plasticidad; es decir, cuando tu pequeñito aprende con mayor facilidad.

 

La estimulación temprana tiene el objetivo de aprovechar las capacidades de tu bebé en los aspectos intelectual, social, físico y emocional, cuyos estímulos pueden darse desde los 0 hasta los 6 años.  

 

Este programa surgió por primera vez en Estados Unidos a mediados del siglo XX, con el fin de ayudar a niños con deficiencias intelectuales. Sin embargo, al notar los grandes aportes que brindaban, se implementaron también en niños con un desarrollo común.

 

Desde que tu bebé tiene unos días de nacido puedes comenzar en casa con la estimulación temprana. En esta guía creada por la UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia) encontrarás ejercicios que puedes realizar fácilmente con tu pequeño para estimular sus habilidades motoras gruesas, finas, lenguaje y sociabilidad.

 

Maternal o Toddlers

Aunque la estimulación temprana continúa hasta los 6 años, el maternal o Toddlers inicia a partir del año y medio y hasta los 3 años. Esta etapa ya puede ser cursada en una institución educativa formal, donde las actividades no son únicamente de cuidado, sino parte de una educación planificada, sustentada en principios psicológicos y métodos que cubren las necesidades de desarrollo de tu peque.

 

En este caso, el colegio atiende el desarrollo integral de la personalidad porque la considera dinámica; es decir, que si algún aspecto (social, espiritual, emocional, físico e intelectual) falla, entonces afectará al resto y por ende a la vida de tu hijo.

 

Cabe mencionar que en maternal se atienden las necesidades básicas de alimento, higiene y cuidado. De igual manera, se favorece el crecimiento y desarrollo mediante actividades y estímulos con criterio didáctico y fundamentados en conocimientos científicos.

 

<< ¡Es momento de elegir maternal! ¿qué debes considerar? >>

Kínder

Esta etapa ya forma parte de la educación básica formal y también se le llama preescolar; aunque es importante aclarar que es un nivel educativo con características propias. Comienza a los 3 años y termina a los 6 años.

 

En este momento se trabajan la expresión y las habilidades de socialización, la conciencia fonológica y las destrezas manuales, la lectoescritura, así como el desarrollo neuromotor.  Aquí también se procura trabajar en el desarrollo integral de la personalidad para formar niños felices y seguros de sus capacidades.

 

Pre-First

En este grado los niños realizan actividades que los preparan en el idioma inglés, lo que les ayuda a tener un mayor dominio del mismo. Otra ventaja de este curso es que permite consolidar el proceso de lectoescritura tanto en español como en inglés.

 

Este periodo comprende de los 6 a los 7 años y son pocos los kínders bilingües que ofrecen esta ventaja para el presente y el futuro de niñas y niños. 

 

<< La importancia de Pre-First para que tu peque aprenda inglés >>

La educación en Kidú

Kidú Preschool es un kínder con dos sedes en Querétaro que ofrece educación bilingüe a tu pequeño. Tenemos desde Nursery hasta Pre-First, lo que significa que tu pequeñito puede estar con nosotros desde el año y medio de edad y hasta los 7 años.

 

Los niños de Kidú Preschool son los niños más felices de Querétaro porque no sólo les enseñamos, también los queremos y nos preocupamos por cada uno de ellos. Además, reconocemos sus diferencias y trabajamos de manera pesonalizada para sacar su mayor potencial en esta etapa tan divertida de la vida.

 

Asimismo, en cada uno de los grados tenemos sesiones de preceptoría tres veces al año, en las que platicamos con los papás acerca de cómo hemos visto la evolución de su hijo y qué podemos hacer para mejorar juntos. En ese sentido, en Kidú Preschool somos una extensión del hogar.

 

¿Te gustaría conocer nuestras sedes y que te platicáramos sobre nuestro proyecto educativo?

Comparte en:
Iter Grupo Educativo Kidú
Álamos Fontanar